Cuando se publicó por primera vez el libro “Yo no soy dj”, yo no era dj. Creo que Pepito tampoco, ni ninguno de sus amigos cercanos. En esa época salían djs hasta por las coladeras. La música electrónica había desplazado al rock y los que se convertían en estrellas eran los que sabían usar las tornamesas. Parece ser que al mismo tiempo todos, literalmente TODOS, se dieron cuenta de que no era tan difícil mezclar dos canciones con el mismo beat, así que cualquier hijo de vecino se convirtió en disc jockey. Había sobrepoblación de djs y lo peor de todo era que se creían paridos por el mismísimo Dios Resultaba muy fácil amar u odiar a los djs. Yo los odiaba porque eran mas populares que yo y me burlaba de ellos. Juraba que jamás me vería en ese papel: con la cabeza ladeada, oyendo con un solo audífono la canción siguiente y poniendo cara de interesante. Con el tiempo varios de los que nos mofábamos de los pincha discos caímos en la trampa. Nos convertimos en djs. Pepito incluido. Tal vez tenemos a nuestro favor que no nos tomamos en serio y que si lo hacemos, es con un afán de divertirnos junto con nuestros amigos que están en la pista de baile. Divertirse es el cometido último de esta vida. Al menos cuando uno conoce a Pepito es en lo que piensas. La idea es pasársela bien ¿cómo? Como sea. Pepe Casanova es la persona mas divertida que conozco. Se la pasa bien hasta cuando se la está pasando mal. La primera vez que leí uno de sus textos fue hace ya mas de diez años, cuando mandaba pequeños cuentos por email a todos sus amigos. Tal vez él no los consideraba cuentos. Tal vez ni siquiera los consideraba textos literarios. Para mí lo eran. Un día le dije que todos esos textos podían ser, compilados, un muy buen libro. Ahora Pepe va por el segundo y la reedición del primero.

Yo No Soy Dj


José Pedro Casanova

Discos Cuchillo

$200

Agregar al carrito






︎
Correo electrónico: saludos@mas-alla.mx
Instagram